Uniandinos

Descubre
los mejores consejos

para el cuidado de tu automóvil
y una conducción inteligente

Manual de mecánica que debes tener siempre a la mano

Para poder rodar por las calles de tu ciudad con tranquilidad necesitas hacer revisiones de tu vehículo que te ayuden a salir de casa sintiéndote sereno, sobre todo si pasarás horas en carretera. Recuerda que no solo tú estarás tras el volante, tu familia y/o amigos que te acompañan en esta aventura que desees emprender, también están en tus manos.

Hoy queremos enseñarte lo que debes tener en cuenta al momento de emprender una salida o viaje largo.

Guía para revisar tu vehículo sin dejar nada en el olvido

¿Hace poco revisaste tu vehículo y se aproxima un viaje? No te preocupes porque la lista será un poco más corta, tan solo deberás revisar:

  • El nivel de líquido de frenos y del fluido de la dirección asistida. Verifica si hay fugas en caso de que estuvieran bajos.
  • La presión de tus llantas, incluyendo la de repuesto.
  • La goma de los limpiaparabrisas y todos los faros.
  • El nivel de líquido de enfriamiento del motor. En caso de que esté bajo, reemplázalo por el líquido correcto y no con agua.
  • El nivel de aceite de motor, si lo ves bajo, realiza un cambio completo.

Lista de los detalles que debes tener en cuenta

No dejes que nada se te pase, te ayudaremos a convertirte en un mecánico principiante para que a la hora de salir puedas realizar la previa revisión de tu vehículo. Empecemos:

  • Verifica los frenos de tu carro: presta atención en caso de ruidos, fugas o pérdida de eficiencia, así como también el freno de estacionamiento. En caso de que sientas que algo anda mal, no dudes en llevarlo con un experto para evitar accidentes.
  • Chequea tus llantas: verifica que estén en perfectas condiciones y con la presión indicada, calibrando también el repuesto. ¡OJO! Las ranuras de la banda de rodamiento no pueden ser menores a 1,6 mm porque pueden causar accidentes.
  • El sistema eléctrico: para poder salir a la ruta tranquilo debes chequear los frenos, luces de advertencia, faros, y demás; son elementos fundamentales en la iluminación de tu vehículo. No olvides el motor de arranque, batería, alternador, el fusible y todas tus bombillas, estos serán los que te ayudarán a tener una dirección segura en caso de toparse con niebla o lluvia en el camino.
  • Dirección y suspensión: este es un detalle en el que necesitarás la ayuda de un experto para verificar el estado de los muelles, amortiguadores, brazos de control y reemplazar todo aquello que esté generando inconvenientes; no olvides preguntar por la alineación de la dirección, ya que este te ayudará a alargar la vida de los neumáticos.
  • Revisa tu sistema de enfriamiento: este junto con el aceite lubricante son los encargados de enfriar tu motor, evitando así la sobrecarga térmica y sobrecalentamiento y manteniendo el nivel adecuado. ¡No lo vayas a olvidar! Sobre todo si viajas a largas distancias.

¡Viaja más seguro con tu seguro!

Para viajar con completa tranquilidad luego de hacer la revisión de tu vehículo, no olvides adquirir una póliza todo riesgo. Este será un seguro que estará para ti en caso de cualquier emergencia, ayudándote con:

  • Servicio de telemedicina para ti y tus acompañantes.
  • Traspaso de tu vehículo en caso de pérdida.
  • 10% de descuento en tu SOAT
  • ¡Y mucho más!

Compartir con:

Compartir en email
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin